sábado, 4 de junio de 2011

Relieve


Del total de su superficie, unos 4.000 Km2 se hallan ocupados por sierras de las denominadas pampeanas, con alturas más bajas que las localizadas en otras provincias vecinas, ubicadas casi en su totalidad en la mitad norte de la provincia.

De ellas descienden las aguas que alimentan sus ríos, principalmente el Quinto y el Conlara, en cuyos cursos se han construído doce diques que almacenan y distribuyen sus aguas.

En el norte se encuentra una serie de elevaciones que forman parte del sistema de las Sierras Pampeanas y que se extiende por lo general en dirección norte-sur. Se integran en tres grupos principales: al este, la sierra de Comechingones ( sus faldeos atesoran uno de los microclimas más singulares del mundo), que marca el límite con la provincia de Córdoba; en el centro, las sierra de San Luis, que alcanzan una altura considerable, como el cerro Agua Hedionda, de 2.150 m, y al oeste, las sierras de Las Quijadas, Alto Pecoso y del Gigante.

En la parte más alta de Las Quijadas se encuentran los cerros Los Viejos, Amarillo y Portillo, que no superan los 1.300 m de altura. Aquí la flora es propia de una zona desértica, con predomino de vegetación arbustiva, espinosa y cactácea. Abundan los guanacos, zorros, pecaríes, víboras de cascabel y cóndores.

Entre los sistemas serranos se extienden amplios valles, como el de Concarán, que es el más fértil y poblado. El río Conlara, que recorre este valle, presenta en su curso el embalse San Felipe. El río Quinto se origina en la sierra de San Luis, y sus principales afluentes son el Grande, el Trapiche y el de la Cañada Honda. La región meridional, que es una llanura con marcados rasgos de aridez, constituye una zona de transición entre la llanura pampeana y las travesías mendocinas.
Puma en la Reserva La Florida

Sierra de las Quijadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada